domingo, 12 de mayo de 2013

Las TIC en la la educación.


FUENTE: http://1.bp.blogspot.com/-2kBSRoLGDns/TfIS20QZBKI/AAAAAAAAACg/YP51t-vOAYo/s1600/5.jpg

Para poder desarrollar el tema: “El rol que debe asumir el profesor en la educación actual y cómo debe ser el ambiente de aprendizaje, incluyendo los beneficios y peligros en relación con el uso de las TIC”  primero esbozaré una descripción de cómo es actualmente dicho rol o que características  presenta, luego las consecuencias que viene acarreando y por último plantearé la integración de las TIC en el aula con sus ventajas y desventajas y como ayuda en la generación de un ambiente de aprendizaje enriquecido o entorno virtual de aprendizaje.

Actualmente el rol del docente presenta las siguientes características: se limita a enseñar convencido que su rol no llega hasta los resultados; atribuye las deficiencias de los alumnos a factores ajenos a la enseñanza; subestima las capacidades y posibilidades de sus alumnos; ignora y desatiende las diferencias existentes en el aula; avanza al ritmo de los alumnos más involucrados, dejando atrás a los demás; subordina el cumplimiento de la jornada escolar a necesidades personales o institucionales; reitera sus estrategias independientemente de los efectos logrados; está desatento a las diferentes necesidades de aprendizaje de los alumnos o no las distingue; maneja un repertorio limitado de respuestas a la diversidad de demandas del aprendizaje; omite enseñar las capacidades más exigentes del currículo; evalúa sin foco en las capacidades y mesclando criterios ajenos al desempeño; hace clases sin informar al alumno que debe aprender y lo evalúa sin explicarle sus errores; censura y castiga el error; anticipa o induce las respuestas que formula a sus alumnos.

Todo esto trae como consecuencias que: los docentes sólo cumplan con su programa de clases sin comprometerse con los aprendizajes de los estudiantes; no evalúan su propio desempeño en el aula o no lo hacen con sentido autocrítico; evitan poner un mayor esfuerzo y dedicación en los alumnos que no considera aptos para aprender; hacen trabajar a todos de la misma manera, aburriendo a unos y abrumando a los que están atrás de sus exigencias; se genera rezagados continuamente que acaban desalentándose y desistiendo de todo esfuerzo; se pierde tanto tiempo de clases que, a veces, se busca compensar abrumando a los alumnos con tareas; se repite errores y las mismas malas consecuencias en los procedimientos de enseñanza; los alumnos se frustran, acumulan sus confusiones y se atribuyen la responsabilidad de sus fracasos o errores; se responde sin éxito a las dificultades de aprendizaje de sus alumnos; los alumnos no son capaces de ejecutar y resolver tareas de alta demanda cognitiva; ni los alumnos ni el profesor logran establecer qué es lo que se aprendió ni hasta donde; los alumnos no saben en que están bien, en que necesitan mejorar,  ni por qué progresan; el alumnos se inhibe y protege del fracaso evitando emplear su criterio e imitando al docente en todo; el alumno se habitúa a esperar las respuestas del profesor y no pensar por si mismo.

¿Qué hacer frente a esta situación? Se necesita un ejercicio consciente y responsable de la profesión preocupado por la pertinencia, la calidad y la eficacia de su intervención independientemente del enfoque pedagógico o las capacidades técnicas del docente, donde: el profesor debe comprometerse con los resultados de su trabajo, la docencia no es enseñar sino lograr que el otro aprenda; hacer bien lo que uno hace, hacerlo mejor cada vez, evaluarse siempre y esforzarse a diario por mejorar; todos los alumnos pueden aprender, no hay excusas para el fracaso, cada alumno tiene una aptitud, el rol de la educación es descubrirla; un mismo objetivo tiene distintos caminos para llegar a él;  ser diferente es lo normal, hay que adaptar las respuestas a la gente; ninguno se puede quedar atrás, el compromiso y responsabilidad es con todos; nada ni nadie es primero que los alumnos y su derecho a educarse; lo que fue eficaz con unos, puede no serlo con otros. No hay una sola manera de hacer bien las cosas.

La Educación Tecnológica que tiene como principal rasgo el uso crítico y sereno de la tecnología como medio educativo, sin duda alguna viene contribuyendo significativamente a resolver la situación descrita en el segundo y tercer párrafo y coadyuva a que el docente ejerza su desempeño profesional de la forma descrita en el párrafo cuatro. Estas tecnologías son tan poderos que hacen trascender nuestra aula convencional limitada por los muros a un entorno virtual de aprendizaje, que no es más que un ambiente de aprendizaje enriquecido con herramientas digitales como por ejemplo:  facebook para comunicarnos, wikis para buscar información, docs para trabajo colaborativo, webquests para guiar, Youtube para dar a conocer y blogs para mostrar.  Sin embargo, estas herramientas también conllevan sus peligros que hay que saber manejar: el facebook por ser una red social tan grande puede tener entre sus filas gente de mal vivir: pedófilos, drogadictos, etc. Aquí la configuración de grupo cerrado previene la infiltración de esta clase de gente además de la vigilancia de los padres de familia. Las wikis, aunque en su mayoría contienen información confiable, existe un mínimo porcentaje de que nuestros alumnos accedan a información no confiable, pero si previamente nosotros seleccionamos éstas, se evitara este riesgo. En cuanto los vídeos de Youtube es tan grande la cantidad que también será conveniente que previamente los seleccionemos para el visionado por parte de los alumnos. 

Bibliografía: Manual de Reflexión - MINEDU

Luis Negrini Arellano